Cómo preparar una estrategia de marketing de contenidos

6 claves básicas para definir, implementar y conseguir rendimiento de una estrategia de marketing de contenidos.

1. ESTRATEGIA

Seguro que te cuesta tomar una decisión estratégica para tu negocio y que, una vez has decidido ponerla en marcha, quieres hacerlo lo antes posible y empezar a ver resultados que sustenten esa buena decisión.

Cuidado con la prisa; el primer paso es desarrollar una estrategia de marketing de contenidos acorde a las necesidades, dudas, miedos y dolores de tus clientes ideales.

Un primer paso es trabajar los buyer personas (representación de clientes ideales), evaluar su calidad e identificar cómo mejorarlos. El contenido que se creará debe ir acorde a las necesidades de ese perfilado de clientes.

Antes de crear nuevo contenido, conviene realizar una auditoría del existente, para aprovechar, adaptar y actualizar información que previamente haya funcionado bien. Si tienes documentos abiertos al público, es el momento de revisarlos y decidir si ofrecerlos y a cambio de qué otra información del interesado..

El siguiente paso es determinar cómo se organizará la creación de contenido. Una herramienta básica es la del calendario editorial de marketing de contenidos, que marca las prioridades, la estacionalidad y los responsables de la elaboración de la información.

Además, para cada contenido, se identifica al buyer persona al que va dirigido, su fase del ciclo de vida, en qué soportes se publicará y que valor añadido se ofrece como reclamo o llamada a la acción.

Además sirve para observar el estado del proyecto, identificar qué se ha hecho y analizar qué contenidos son apropiados para las próximas publicaciones.

2. CREACIÓN

Llega el momento de ponerse manos a la obra; es una fase delicada, porque es la que requiere más tiempo de dedicación, en la que se suelen atorar las empresas con escasos recursos de personal especializado en la redacción y creatividad artística.

A las empresas que están acostumbradas a usar métodos de marketing tradicionales les suele resultar abrumador crear contenidos, en diferentes formatos, para diferentes soportes, segmentados para cada grupo de potenciales clientes.

Aunque se reduzca el abanico de contenidos a las publicaciones en blogs, emailings, mensajes en redes sociales, algún que otro video y contenido descargable, como guías para vendedores y compradores, el trabajo de esta etapa requiere de muchas horas de desarrollo y de revisión de qué información es la más relevante para cada buyer persona.

Hay empresas que quieren hacerlo internamente, porque de esa manera transmiten de forma más directa sus conocimientos del negocio, pero en muchas ocasiones, quienes deciden no crean, y quienes crean no conocen a fondo lo que se quiere transmitir por parte de los gerentes.

Una agencia de marketing está acostumbrada a definir el plan de marketing, a preguntar lo necesario, a conocer qué es lo diferencial de la empresa, lo que necesitan sus clientes y cómo rellenar el hueco entre empresa y consumidor.

3. OPTIMIZACIÓN

Todo consumidor inicia su proceso de compraventa o de contratación de servicios, en internet. Investiga antes de llegar a la parte de decisión, incluso a la de consideración. Simplemente reconoce el terreno informándose, directa o indirectamente, para conocer mejor la situación ay afrontarla mejor.

A los consumidores no les vale con información genérica, repetida. Los usuarios quieren obtener respuestas a sus preguntas, soluciones a sus problemas concretos.

Crear un contenido que es relevante para un segmento de tus clientes potenciales, es optimizar el contenido.

QUe aparezca como resultado de sus consultas en buscadores, es optimizar la información para que sea indexada y posicionada por Google y otras plataformas que organizan informació.

El servicio de optimización de contenido ayuda a aumentar la visibilidad y las conversiones mediante investigaciones de palabras clave, buenas prácticas de SEO, comportamiento de los usuarios e información competitiva que mejoren la estrategia.

Es una fase del proceso, pero también se trata de un proceso continuo,recurrente por cada nuevo contenido que se planea preparar.

4. DIFUSIÓN Y PROMOCIÓN

Una vez que tenemos el contenido, que responde con el «qué» (información) a las inquietudes del «quien» (tus clientes ideales), hay que determinar el «dónde» (soportes) y el «cuándo» (fechas de publicación), para conseguir que los usuarios adecuados interactúen con el contenido específico en el momento adecuado.

El primer paso es analizar los canales de distribución actuales del cliente y los que utilizan loa competencia para promocionar el contenido.

En muchas ocasiones los medios será el correo electrónico y las redes sociales, pero revisa tus  buyer personas para descubrir qué otras plataformas pueden llegar a utilizar.

Además de la estrategia de posicionamiento orgánico de información, podemos usar campañas de pago para ampliar la audiencia y conseguir contactos de forma casi inmediata, respondiendo a criterios socioeconómicos, geográficos, de intereses y de consultas en buscadores.

Una opción muy interesante es contactar con influencers de la zona y/o del negocio, convencidos de la utilidad de la información para sus seguidores.

Toda acción que ayude a ampliar el alcance de receptores cualificados de tu información, es positiva.

5. ADAPTACIÓN Y ACTUALIZACIÓN

Es peor tener información desactualizada o errónea que no ofrecer dicha información.

Los contenidos deben ser originales, pero además, conviene revisar el histórico, en especial los que hayan conseguido mayor repercusión y tráfico de calidad en el pasado, para actualizar datos y refrescar la información con nuevas aportaciones y enlaces a contenidos relacionados.

Es una razón de peso de cara al usuario, pero a Google también le gusta el contenido fresco y actualizado.

6- ANÁLISIS DE RESULTADOS

Poder medir los resultados con bastante exactitud, es una de las ventajas de la digitalización del marketing.

Si se han definido métricas y KPIs durante la definición estratégica, se podrá comprobar los resultados de las campañas y calcular el retorno de la inversión.

Los informes no son solo datos sobre el tráfico y los leads; son una lectura para comprender de dónde proceden los buenos contactos, qué actividad realizan hasta convertir y qué campañas son las mejores para invertir con alta conversión y bajo coste por lead.